Animales Invertebrados

Los invertebrados son los animales más abundantes del planeta. Se llaman así porque carecen de esqueleto, es decir, que no poseen una estructura que les de forma. Existen varios tipos de animales invertebrados agrupados de acuerdo con el tipo de carencia estructural.

El tipo de animal más abundante del planeta

Este tipo de animal es muy variado, y no existe un ambiente definido para ellos, se puede encontrar en cualquier parte del planeta; algunas de las categorías de animales invertebrados que podemos encontrar son: crustáceos, gusanos, arácnidos, insectos y esponjas de mar.

Puede ser en zonas boscosas, en cuerpos de agua, bajo la tierra o en el aire, siempre encontraremos animales invertebrados, ya que cumplen funciones importantes dentro del ecosistema, como, por ejemplo, la polinización de las flores.

Otro dato interesante es que, también cumplen con la función de servir como una fuente de alimento para los animales vertebrados, por lo que ayudan a cumplir con el cierre del ciclo de vida. Los invertebrados, también ayudan a mejorar la calidad de los suelos.

En este sentido, permiten que la tierra se convierta en zona apta para los cultivos y mejora el ambiente natural ya que se convierten en controladores de plagas, porque son sus depredadores naturales.

Algunos invertebrados como las moscas y las larvas, son únicos para los ecosistemas, ya que poseen capacidad para descomponer materiales siendo partícipes  activos en el proceso de limpieza del ambiente.

Los invertebrados logran mantener el equilibrio en los ecosistemas,  las hormigas por ejemplo, en su defensa del árbol donde habitan, acaban con las larvas. Otros invertebrados también actúan como depredadores ante especies que puedan destruir plantas.

Clasificación de los animales invertebrados

Esta clase de animales se clasifican de acuerdo con la protección que tienen en la estructura de su cuerpo, podemos hablar de 2 subdivisiones opuestas: la primera, se refiere a una sola protección como conchas y se llama; artrópodo. La segunda, sin protección, solo cuenta con exoesqueleto.

El invertebrado de una sola protección posee cubierta dura y en moluscos; concha. La diferencia entre ambos, es el hábitat donde se encuentran. El ambiente terrestre para los artrópodos de cubierta dura, y el ambiente marino, para los de concha.

Los artrópodos que poseen exoesqueleto, o estructura externa poseen apéndices articulados. Entre estos invertebrados podemos encontrar: libélulas, escorpiones y mariposas comunes.

También encontramos invertebrados sin ningún tipo de protección como los gusanos, las esponjas y celentéreos; estos animales, no poseen conchas ni exoesqueleto, pero tienen tentáculos en varias partes de su cuerpo, algo característico en ellos.

La metamorfosis y su reproducción

Los insectos son los invertebrados que experimentan más procesos de cambio en algún momento de su ciclo de vida. Ellos pasan por una transformación total en su estructura y en las funciones de su cuerpo.

El ejemplo más palpable lo encontramos en la mariposa. Este insecto, al principio es una larva que debe pasar por ser crisálida y luego, su cuerpo cambiará toda su estructura hasta desarrollar alas y patas largas, para convertirse en insecto volador.

Reproducción

Los invertebrados se reproducen de muchas maneras, por lo tanto, no se puede generalizar en este aspecto. Sin embargo, la mayoría son ovíparos, para lo cual hay apareamiento, pero también existen invertebrados que se reproducen asexualmente.

  • Curiosidades sobre los animales invertebrados

    Los caracoles prefieren los sitios oscuros y húmedos porque eso les garantiza movilidad a través de la secreción de baba. Cuando hay mucho calor, ellos prefieren permanecer muy quietos, para preservar fluidos y energía.

    Las estrellas de mar pueden auto recuperar sus extremidades, en caso de que las pierdan por accidente o por ataques de otros animales. Un dato aún más curioso es, saber que, el sistema vascular de estos invertebrados, no transporta sangre, sino, agua.

    Asimismo, este animal, es peculiar en cuanto a su movilidad, ya que, con los ojos, que están ubicados en la punta de sus extremidades, pueden desplazarse, siguiendo la luz.

    La hormiga reina, también pertenece a los invertebrados y son las encargadas de colonizar, para ello, deja únicamente a los machos que poseen alas para poder reproducirse. Cuando finaliza la reproducción el macho  muere y la hormiga reina pierde las alas.

     

     

     

     

     

     

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *