Cóndor

El cóndor es una ave carroñera, su hábitat está en los Andes de Sudamérica. Son omnívoros y junto a las gaviotas se pueden decir que conforman este grupo. Tienen diferentes nombres, según la región en que se encuentren.

El cóndor es el ave simbólica de muchas regiones, entre ellas Perú.

¿Qué comen los cóndores?

Estos animales, como ya hemos dicho, son unos carroñeros que se aprovechan de cualquier animal, ya que no solo se alimentan de aquellos animales que estén en descomposición sino también aquellos enfermos o moribundos.

Su manera de ingerir sus presas es de empezar por los tejidos blandos y van luego destrozando las partes fuertes con su pico, hasta llegar a sus vísceras e ingerir por completo a su victima.

Para cazar, vuelan durante mucho tiempo o se colocan en algún lugar a mirar con cuidado su presa. Después de cierto tiempo, es que se deciden a acercarse y empezar a comer, con sus garras y pico desgarran todo a su paso, solo dejando los huesos.

¿Cuánto comen los cóndores?

Necesitan ingerir mucho alimento, ya que su método de caza hace que esperen durante mucho tiempo para volver a ingerir.

Pueden durar hasta cinco semanas sin comer y todo se debe a que un solo cóndor puede ingerir cerca de los cinco kilogramos diarios de carne, es por eso que se aprovecha de todo lo que puedan.

¿Cuánto pesan los cóndores?

Este espécimen tiene dimorfismo sexual, lo que quiere decir que tienen tamaños y pesos distintos según su sexo; el macho puede llegar a pesar desde los once a quince kilogramos mientras que las hembras desde los ocho a los once kilogramos.

¿Dónde viven los cóndores?

Esta especie, en peligro de extinción, se puede encontrar distribuida en toda la zona de la cordillera de los Andes, desde la Tierra de Fuego, en Argentina y Chile, hasta la parte occidental de Venezuela.

Su mayor hábitat es en el cañón del Colca, en Perú, aunque en ciertas temporadas tienden a disminuir. Pero esto lo ha convertido en uno de los animales insignia de la nación inca.

En el norte de Argentina, existe una población que se encuentra estable. Esta es una de las más grandes poblaciones registradas en el sur de Sudamérica, teniendo en este territorio trescientos especímenes, siendo doscientos adultos.

Este tipo de animales escogen para sus nidos las cuevas grandes con paredes rocosas verticales, aquellas que estén protegidas del viento y la intemperie. Las dimensiones de sus nidos pueden variar entre regiones.

Los huevos son depositados justo encima de un sustrato arenoso, el cual es moldeado por el cóndor colocando el pecho junto a la parte del suelo.

¿Cuánto miden los cóndores?

Los cóndores adultos pueden llegar a medir hasta ciento cuarenta y dos centímetros de alto. En envergadura, desde doscientos setenta hasta trescientos treinta centímetros; es considerada por ello el ave más grande de América del Sur y una de las más grandes en todo el mundo.

Reproducción de los cóndores

El cóndor es un animal particular, ya que, en el ambiente natural son monógamos, es decir, solo tienen una pareja durante toda su vida. Solo después de que alguno de los dos muera es que la otra busca otra pareja diferente.

En su ciclo de reproducción se puede ver el cortejo, apareamiento, incubación y levante del polluelo hasta emanciparse.

La incubación de cada uno de sus huevos suele durar unos 2 meses, entre la hembra y el macho. Su alimento después de nacido es carne regurgitada y, después de los seis meses, empiezan los primeros vuelos de prueba, para que a los nueve meses pueda volar junto a sus padres, de los cuales obtendrá los comportamientos para sobrevivir.

Curiosidades de los cóndores

La distribución de este animal ha ido disminuyendo alarmantemente hasta encontrarse actualmente en peligro de extinción, debido que se había llegado a pensar que los cóndores cazaban al ganado vivo, y también a que sus partes eran usadas para rituales, ya que se creía que tenían poderes terapéuticos o mágicos, haciendo que todos los especímenes de la zona fuesen en declive.

No poseen cuerdas vocales, adaptan su cuerpo y con el aire es que puede realizar silbidos y ruidos roncos.

Suelen defecar sobre sus patas para bajar la temperatura de su parte central. Este comportamiento es conocido como Urohydrosis.

Paradójicamente, a nivel de los genes, los cóndores se pueden relacionar con aves muy diferentes como las cigüeñas.

Se puede determinar el cambio de ánimo de un cóndor adulto a través del color de su plumaje.

Solo se conocen dos especies de cóndores en todo el mundo, siendo ellas el Cóndor de los Andes y el Cóndor Californiano.

En algunas ocasiones, a los polluelos les puede tomar hasta una semana para salir de cascarón.

En el momento en que veas un cóndor y este se asuste o se sobresalte, te regurgitará encima, devolviendo así todo el contenido de lo que haya comido anteriormente.

Pueden llegar a sobrevivir en cautiverio hasta setenta y cinco años.

Vuelan muy alto, al igual que las águilas, llegando literalmente a “rozar las nubes”. Por la belleza de su vuelo y lo importante de su misión de limpieza, son considerados sagrados para los pueblos autóctonos del altiplano suramericano.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *