Liebres

Las liebres provienen de la familia de los leporidae, son consideradas como roedores de tipo herbívoro, genéticamente son muy parecidas a los conejos, pero de mayor tamaño.

Existen varias especies que aún viven en todo el mundo, dentro de ellas se destaca la liebre europea, la cual habita en la Península Ibérica, el norte de África, las islas del Mediterráneo y en algunas regiones de Asia.

Son capaces de recorrer distancias muy largas, algo que les favorece cuando necesitan escapar de sus enemigos, son animales nocturnos y crepusculares.

¿Qué comen las liebres?

Las liebres implementan un estilo de alimentación vegetariano en su mayoría, son herbívoros por excelencia.

Su menú alimenticio involucra a la mayoría de alimentos que se consigue en los campos de las sábanas, es decir se alimentan de gramíneas, básicamente.

Otros vegetales que integra la dieta de estos animales son: las raíces cortezas de plantas, bulbos, frutos silvestres y en ocasiones en temporadas de escasez, son capaces de incluir la carroña, para no morir de hambre.

¿Cuánto comen?

Estos animales suelen comer aproximadamente un 60% de hierbas, claro está, que la cantidad de alimentos que consumen depende de la época del año y las estaciones en la que se encuentren.

Durante las estaciones de primavera y verano su apetito es mucho mayor, al llegar el invierno, ingieren mucho menos comida.

Y es que no es algo que suceda por casualidad, estos astutos animales, son muy prevenidos y desean guardar la mayor parte comida posible que durante el invierno suele faltar, logrando subsistir hasta la próxima cosecha con tranquilidad.

Suelen reunirse para realizar las colectas de hierbas, heno o raíces y suelen mantenerse en sus madrigueras encerradas y resguardadas.

Degustan también cereales, hongos de diferentes especies, zetas y raíces.

¿Cuánto pesan?

Aquí hay variedad en tamaño y peso, algunas liebres pueden alcanzar un peso aproximado de 3.5 kilogramos o hasta 4 kilos pueden pesar.

En ocasiones podemos encontrar ejemplares de 5 kilos de peso.

Algunos especialistas han llevado a cabo diferentes estudios relacionados con el estudio de estos roedores, en los que afirman que el peso de las liebres es de gran categoría debido a su tamaño y masa muscular, ya que el tamaño de sus patas es mucho más grande que las de los conejos.

Otros por su parte, alegan que la razón de su peso se debe a su comportamiento de vida. Pues gracias al sedentarismo que en las épocas de invierno suelen desarrollar, al querer protegerse de las bajas temperaturas y de la migración que pueden hacer diversos depredadores.

¿Dónde viven?

Quizás has visto liebres en diversas partes del mundo, y no estás alucinando, ellas están ubicadas en matorrales y madrigueras donde habitan sus crías. Estas madrigueras son profundas de aproximadamente tres metros de profundidad y se ubican en zonas secas.

La liebre construye minuciosamente su madriguera y allí se establece su hogar, desde donde se esconde de otras liebres y tambien si es necesario las enfrenta.

La razón por la cual se atreven a enfrentarse a otras liebres, es para mantener el refugio de sus crías lo más protegido y apartado posible, de otros animales que le puedan afectar.

La hembra y el macho habitan siempre estas madrigueras y son los responsables de resguardar la misma durante el proceso de apareamiento.

¿Cuánto miden?

Las liebres son especies medianas, poseen garras largas y con abundante pelaje que cubre sus dedos.

Resaltan sus largas orejas, las cuales pueden llegar a medir de 9 a 10 centímetros.

Pueden medir aproximadamente de 44 a 50 centímetros de longitud.

Reproducción de las liebres

La reproducción de las liebres se realiza por medio de apareamiento, es decir son vivíparas.

Pueden tener hasta 9 crías en cada uno de sus partos.

Un detalle importante de su medio de reproducción, es que sus crías nacen precozmente y pueden llegar a tener en un año, hasta 4 camadas.

De esta manera la madriguera sirve para que la hembra encuentre el espacio adecuado para el desarrollo de sus crías hasta que lleguen a la edad de su madurez sexual, momento adecuado entonces para abandonar la madriguera materna y empezar a construir la suya.

Curiosidades de las liebres

  1. Las liebres y los Conejos a son de género diferente a pesar de pertenecer a la misma familia.
  2. Las liebres pueden correr muy velozmente, son animales muy ágiles y astutos.
  3. El sentido del olfato y oído que poseen las liebres son cruciales a la hora de detectar a sus depredadores.
  4. Estos animales son capaces de ingerir sus excrementos, haciendo que el alimento pase por su sistema digestivo dos veces.
  5. La época de apareamiento es una verdadera guerra campal, pues los machos suelen luchar entre sí, hasta lograr su objetivo final.
  6. Enero, octubre, marzo y septiembre, son las épocas del año en la que se suelen reproducir las liebres

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *