Quokka

A la especie Setonix brachyurus, pertenecen los quokka, unos lindos y simpáticos animales herbívoros, que actualmente atraen la mirada de miles de personas quienes viajan frecuentemente a Australia lugar de origen de estos marsupiales, todo con el firme propósito de sacarse fotos en su compañía.

No solo se caracterizan por su particular belleza, además son muy inteligentes y saben muy bien la hora en la cual les conviene buscar su comida para escapar de sus depredadores, y es que lo hacen cavando túneles en las horas nocturnas, algo que logran eficazmente.

¿Qué comen los Quokka?

Los matorrales que están cerca del suelo o los lugares que produzcan abundantes frutos, son sitios que habitualmente frecuenta el quokka, pues allí es donde abunda todo lo que le apetece y lo que le agrada, una dieta totalmente herbácea.

Todo lo que florece de la tierra viene a parar en su boca, y si aún su apetito no satisface, no duda en trepar árboles y buscar así un menú mucho más amplio.

por otra parte, pueden durar un periodo prolongado de tiempo sin beber agua, pueden satisfacerse en este sentido, con la humedad que les proporcionan los alimentos que comen diariamente.

Algunos desechos complementan en ocasiones su ración alimenticia, así puede aguantar un poco más de tiempo cuando se le dificulta encontrar alguno de los ingredientes que conforman su amplia gama de alimentos.

Al tragar y regurgitar extrae todos los nutrientes y el agua que contiene cada alimento, aprovechando así todo su contenido, lo cual favorece su desarrollo y crecimiento.

¿Cuánto comen?

Beber agua para los quokka no es algo fundamental, sin embargo, no sucede lo mismo con las hierbas o semillas que consume diariamente y a menudo come, esto para nuestro animal, es vital y no puede carecer de ellas.

Por eso, todas las noches sale a buscar su comida y de esta manera tiene reservas en su estómago, lo cual le ayuda a estar preparado para las temporadas de escasez o cuando los árboles o arbustos estén muy distantes y no le dé tiempo de llegar a ellos rápidamente.

¿Cuánto pesan?

Su peso es similar a los del canguro miniatura, es decir llegan a pesar de 2 a 5 kilogramos. Aunque su peso no es significativo, su apariencia es robusta, de orejas redondas y posee una cabeza ancha y corta.

Gracias a su piel gruesa puede soportar climas muy fríos, aunque generalmente habita en climas cálidos y otro aspecto que contribuye al tener su piel de esta manera, es que los impactos o roces ocasionados por las garras de otros animales, no le causan heridas o lesiones de consideración.

Puede esconderse y saltar ágilmente gracias a su peso, lo cual favorece a la hora de huir de sus depredadores.

Los machos de estos marsupiales son mucho más grandes que las hembras, por lo tanto, son más pesados, claro está que cuando la hembra tiene en su vientre una cría, su peso lógicamente aumenta.

¿Dónde viven?

Para saber dónde viven los quokka, solo hace falta echar un vistazo a toda Australia, su país natal, ya que allí se encuentran en 4 zonas, que a continuación vamos a especificar:

En la Isla de Rottnest, lugar nativo de estos marsupiales, y donde se ha podido verificar, que existe una población de entre 4000 a 8000 ejemplares.

En la Isla Bald, que se encuentra en la región sur de Australia Occidental, es otro lugar donde podemos encontrar esta especie de la fauna, aunque en menor cantidad que la anterior, se cree que entre 500 a 2000 ejemplares podemos encontrar.

De su presencia no se escapa el Suroeste de Australia, zona protegida ya que se han observado cerdos salvajes últimamente los cuales atentan con la integridad del quokka, por tal razón, son solo 150 ejemplares que habitan el lugar.

La cantidad de ejemplares que habitan en Australia Occidental no se define muy claramente, sin embargo, se presume que de 2000 a 5000 marsupiales rondan el lugar. Ocupando el segundo puesto a nivel mundial, en cuanto a la cantidad de ejemplares que allí viven.

¿Cuánto miden?

Con una apariencia similar a la del canguro, el quokka es un animal adorable y regordete, cuenta con una cola de 25 a 30 centímetros, y es algo que le suma tamaño a la hora de calificar toda su longitud.

Es así como esta especie, puede llegar a medir tomando también en cuenta su cola, aproximadamente entre 40 a 54 centímetros de largo.

Reproducción de los quokka

Después de un mes de embarazo las crías de los quokka nacen, generalmente entre los meses de enero y marzo.

En una manada pueden encontrarse aproximadamente 50 ejemplares, es por ello que tan solo se les permite a las hembras tener una sola cría al año.

Dichas crías se adentran en la piel de la madre sin ninguna clase de ayuda, allí permanecen durante los seis primeros meses, amamantándose para desarrollarse sanamente.

Después del primer año de vida por lo general abandonan la cueva donde habita.

Curiosidades de los quokka

  1. Los humanos y los quokka logran llevarse muy bien, estos animalitos no le temen y es por ello que muestran un rostro siempre feliz.
  2. Desde el año 2013 y gracias a su aspecto y su peculiar sonrisa, se le ha denominado, el animal más feliz del mundo.
  3. Se destacan al ser cariñosos y en muy pocas ocasiones hacen presencia durante el día.
  4. En su honor un explorador quien encontró un quokka en una isla, le puso el nombre a la misma de rottenest, pues creía que se trataba de una rata del tamaño similar al de los gatos.
  5. Al tratarse de una especie en extinción, cualquier persona que toque un ejemplar de estos, corre el riesgo de ser multada.
  6. Son animales inofensivos, juguetones y muy curiosos.
  7. Australia frecuentemente cuenta con miles de turistas y lugareños que no dudan en tomar una selfie en compañía de un quokka, pues es privilegio poder posar junto al animal más feliz del mundo, un detalle para recordar.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *